Medición de consumos

La medición individual de los consumos y el reparto de los costes en base a los consumos reales medidos supone una alternativa que contribuye al ahorro y eficiencia energética de edificios con calefacción central.

La contabilización individual de los costes de calefacción se puede realizar de dos maneras, dependiendo de la forma en que se distribuye la calefacción dentro del edificio:

1. Si la distribución se realiza en anillo, es decir,que existe un único punto de entrada y un único punto de salida para cada vivienda, (RD 1027/2007) la contabilización se realiza mediante contadores de energía. Estos contadores constan, básicamente, de tres funciones: miden el caudal de agua en el retorno,miden las temperaturas de entrada y de retorno, y mediante un cabezal electrónico integra caudal y temperaturas dando como resultado la energía consumida por la vivienda en un período de tiempo determinado.

2. Si la distribución está dispuesta por columnas el mejor sistema a cada vivienda es la instalación de repartidores de costes de calefacción en los radiadores.Los repartidores de costes de calefacción son, por tanto, una alternativa que,desde el punto de vista técnico y desde el punto de vista económico, permite repartir los costes de un sistema de calefacción central entre las viviendas, para que cada uno de los vecinos pague según lo que realmente consume.